¡Vuelve toDus!: Disponible vía wifi y datos móviles por navegación nacional

Red Nacional Universitaria.

¡Vuelve toDus!: Disponible vía wifi y datos móviles por navegación nacional

La Plataforma de mensajería colaborativa de Cuba, vuelve a estar online este 31 de enero, luego de un corto periodo de reajustes que tuvo que hacer el equipo toDus, tras el lanzamiento el pasado 6 de diciembre, del servicio de Internet por datos móviles.

“En correspondencia con la puesta en marcha de los servicios de datos móviles (Internet) que ETECSA_Cuba pondrá a disposición de nuestro pueblo a partir del día 6 de diciembre, nuestro sistema de mensajería instantánea y colaborativa estará fuera de servicio a partir del propio día 6, con el objetivo de garantizar un servicio de calidad, accesible a todos y ajustado a las nuevas condiciones”, decía el comunicado en la página de toDus en Facebook.

ToDus continuará en su versión beta, pues el joven equipo aún se encuentra testeando las funciones nuevas que agregan.

Opciones de conectividad según Etecsa:

toDus es un servicio .cu, por lo que contará con las bonificaciones que brinda ETECSA para la Navegación Nacional. El uso de esta aplicación es un 80% más económico que el de otra aplicación de mensajería foránea.

• Accesibilidad desde Datos Móviles:

Para disfrutar del servicio los usuarios tendrán que tener habilitada alguna de las opciones comercializadas por ETECSA. En estos planes, toDus consumirá de acuerdo a la opción que cada usuario defina, descontando de la siguiente forma:

Con Planes de Datos: Consumirá primeramente de los 300 Mb de navegación nacional bonificados en cada paquete, y luego de los Mb del plan principal.

Con Bolsa Nauta: Descontando de los 50 Mb adquiridos.

Con Tarifa por consumo: Tasando a razón de 0.02 CUC por Mb utilizado, por concepto de navegación nacional.

Accesibilidad desde las zonas WiFi y Nauta Hogar.

Se podrá acceder desde las zonas WiFi, y en los lugares donde se utilice Nauta Hogar, siempre toDus descontará del tiempo de conexión disponible.

La nueva actualización, publicada en Apklis, es la versión 0.16.1 y trae una serie de cambios en la apariencia, correcciones de errores en las notificaciones de entrega y envío, así como la recuperación de mensajes offline.

tomado de cubadebate

¡En cinco siglos es el primero!

Red Nacional Universitaria.

¡En cinco siglos es el primero!

«En los casi 500 años que va a cumplir La Habana de fundada, no se había conocido un tornado en la capital como el del domingo 27 de enero; pero enseguida salió al mar, se disipó, y solo es ya una historia trágica y dolorosa», comentó a Juventud Rebelde el reconocido meteorólogo José María Rubiera Torres, por muchos años jefe del Centro de Pronósticos del Instituto de Meteorología.

En su casa del municipio de Diez de Octubre —el también Doctor en Ciencias Geográficas, licenciado en Meteorología, académico de Mérito de la Academia de Ciencias y Héroe Nacional del Trabajo de la República de Cuba—, devela algunos de los testimonios de ese día.

«Estaba tranquilo aquí —a cinco días de haber sido mi cumpleaños— y mi esposa me dijo que el cielo tenía un color extraño. Salí a verlo y le dije: ¡ahí hay una rara baja presión que es necesario observar sin falta!», señaló.

Recordó que los tornados que él conoció cuando hizo prospecciones de uno en zona rural de Catalina de Güines, siendo joven, en los años de 1970, tenía solo cien metros de diámetro. Y recalcó que como era tan chiquito, tenía un gran poder, y pasó entre tres viviendas e hizo un surco en la tierra, como una trocha…

El lunes —al otro día del suceso— Rubiera Torres recorrió con algunos meteorólogos los principales puntos por donde «se movió» o «viajó» el fenómeno. «Luego de una evaluación llegamos a la conclusión de que el primer punto en que tocó tierra fue en el Casino Deportivo, donde los daños son leves en comparación con los de otros lugares.

«Avanzó hacia el este-nordeste; luego se inclinó al nordeste; cruzó por Cubana de Acero; pasó por la intersección de Mayía Rodríguez con Santa Catalina; atravesó Diez de Octubre y Luyanó; luego la parte sur de Regla; siguió por el borde de la Refinería Ñico López; la fábrica de galletas Albert Kuntz, y después salió casi al nordeste. Pasó al norte de Berroa, azotando este punto con fuertes vientos.

«El área de influencia en el primer punto donde tocó tierra era inicialmente de 500 metros de ancho, pero al pasar por Mayía Rodríguez ya su área de influencia era de 700 metros y los mantuvo en buena parte de su recorrido, hasta que al llegar justamente al norte de Berroa, empezó a debilitarse y la influencia de los vientos abarcó un kilómetro.

«Es decir, pasó más debilitado y salió al mar por aquel punto. Mantuvo entonces su circulación, pero más ancha, no tan sólida, ni tan vigorosa, y su espacio de salida hacia el mar, al este de Alamar, determinó que en ese reparto habanero no hiciera casi daño alguno.

«El recorrido del tornado comprendió 11,5 kilómetros. Empezó a las 8:26 p.m. y terminó de azotar a las 8:42. Un total de 16 minutos. Fue muy rápido: a 42,5 kilómetros por hora de velocidad promedio», señala.

En el centro de los tornados (muy chiquitos) las presiones son bajísimas. Rubiera le dio nombre al fenómeno. Como son tan raros, dice que se le puede denominar al del domingo El Tornado de La Habana, porque nunca antes ha cruzado por la capital uno de ellos.

«¡En cinco siglos es el primero! Su debut y despedida resultó dura, dolorosa y triste para toda Cuba, para muchos países amigos, aunque sobre todo para los habaneros. Por supuesto que resultó una enorme pérdida las vidas humanas, pero, además, se suponen pérdidas en lo material de millones de dólares», puntualiza.

Un efecto inevitable

No pocas personas se han preguntado en estos días por qué los tornados no tienen nombre propio. Y esa también fue nuestra pregunta al reconocido meteorólogo. «Nadie se los ha puesto. No es algo de todos los días. Son más bien de poca frecuencia, y cuando por un lugar cruza uno, puede transcurrir cualquier cantidad de años para que surja otro. El nombre genérico de tornado proviene del latín tonare, que significa girar.

«Los tornados pueden ser muy fuertes, con vientos que van bajando de la nube a la tierra, y como tienen gran velocidad en un aire con una humedad muy alta, entonces se produce la condensación de esa humedad en pequeñas goticas y entonces se les ve su estructura cónica», señaló.

«El campesino cuando veía esa nube de embudo, le llamaba “rabo de nube”. (La canción conocida de Silvio Rodríguez describe justamente un tornado). Meteorológicamente cuando este fenómeno atmosférico no llega a tierra, es un “rabo de nube”, pero cuando la toca, es un “tornado”.

«¿Tromba marina? Es un fenómeno muy parecido al tornado, como un primo hermano. Al verla es casi lo mismo, pero la génesis de ambos procesos es distinta. La formación del citado embudo es diferente en la tromba marina. Y los tornados de tierra son mucho más fuertes que aquellas», detalló.

Rubiera Torres mencionó algo sumamente curioso. El 27 de abril de 1979 en La Habana Vieja llovieron pececitos, crustáceos, conchas, caracoles, algunas algas, provenientes del mar, porque en un frente frío se formó una zona de gran inestabilidad que creó una tromba marina. En tierra se desbarató, por estar en suspensión.

«En la tromba marina, como en el centro de un tornado, —aclaró el especialista— hay muy baja presión. Tal como sucede cuando uno absorbe un refresco con un tubito plástico absorbente, el agua del mar es succionada dentro de la tromba: se forma una columna de agua y por eso era que los viejos pescadores cubanos decían que la nube bajaba a tomar agua.

«Para clasificar o medir el daño que provoca un tornado se emplean unas escalas específicas, porque no hay anemómetro (instrumento que mide la velocidad del viento) que resista ante estos fenómenos, y solo se calcula su velocidad real en forma indirecta.

«La manera de nombrar hoy su fuerza o velocidad es relativamente nueva, se denomina Fujita-Mejorada… o Escala EF, según los daños que ocasionan. Debido a su intensidad no se puede fijar con exactitud su velocidad o la presión del viento, como sí se logra con los huracanes. El Profesor T. Theodore Fujita, de la Universidad de Chicago, creó un sistema para medirlos a partir de sus estragos. Los números eran antes de F-O a F-5… ahora es de EF-O a EF-5 (La E alude a enhanced, que en español significa mejorada).

«Un EF-4 como este tornado de La Habana, va de 267 a 322 kilómetros por hora. Uno de los catálogos dice que deja los autos virados, volcados, bocabajo, arranca árboles, tumba postes, mueve rastras, destruye viviendas, etcétera, como vimos que hizo en la ciudad de La Habana el devastador tornado del domingo 27 de enero.

«Lo que más me ha impresionado de este tornado del domingo es ver cómo viró, cómo volcó los automóviles y otros vehículos y uno de ellos quedó parado verticalmente», señaló el experto, quien añadió que «la guagua cuyos cristales se rompieron en estampida hacia fuera, ocurrió porque el tornado le pasó por al lado y la presión dentro del ómnibus (con las ventanillas cerradas), era distinta a la del centro del tornado y se dio un efecto inevitable».

Ni con tijeras ni con tiros

Contó el reconocido especialista que los campesinos decían que un «rabo de nube» se podía cortar con una tijera o con un disparo. «En San Antonio de Río Blanco donde nací el 22 de enero de 1946, un amigo me dijo que en la década de 1940 una persona intentó disolverlo con un tiro de su revólver, y la bala pronto cayó y lo mató. Es peligrosísimo intentar cortar un tornado con un tiro, un complejo fenómeno. Y es infantil tratar de disiparlo frente a una intensidad de vientos de más de 300 kilómetros por hora.

«Los tornados son invisibles en su origen hasta que arrastran polvo y otros materiales de las llanuras y se hacen visibles como un gran torbellino o remolino cónico. Se ven como una estrecha columna de aire que gira y se desplaza a rápida velocidad y se extiende desde la tierra hasta la base de una nube o de un conjunto de ellas.

«Son verdaderas columnas de aire que rotan con suma violencia y pueden destruir edificaciones y hasta crear escombros y objetos puntiagudos que vuelan peligrosamente. En general están asociados a frentes fríos, huracanes o líneas de creciente inestabilidad atmosférica, un viento a modo de enormes remolinos de nubes con masas de aire descendentes y ascendentes», apunta.

Según Rubiera Torres el tornado dura pocos minutos. «Este sorpresivo del domingo duró bastante tiempo. El de Bejucal recorrió siete kilómetros y duró nueve minutos, sobre una región rural. No se puede pronosticar un tornado, aunque no se puede decir tampoco que no volvería a ocurrir.

El tornado es un remolino inmenso, pero un huracán es más grande todavía: aunque son fenómenos de la atmósfera de escalas diferentes, ambos rotatorios, hay algunos que no se ven, ni se oyen sus ruidos típicos, porque van dentro de un gran huracán y el viento del fenómeno mayor no deja ni verlos ni escucharlos.

Luego, Rubiera subrayó: «Teniendo en cuenta la concentración de fuerza de los cubanos, su unidad, su abnegación, su capacidad creativa, su entusiasmo, su ánimo, y su fe en la lucha contra las adversidades de todo tipo, podemos decir que la juventud, el principal capital humano de nuestro pueblo, es como ¡un tornado bueno!».

Nota: Según supimos, el tornado más peligroso del mundo, en Estados Unidos, con 695 muertos —el tercero con mayor mortalidad de todos los conocidos— abarcó los estados de Missouri, Illinois e Indiana.

tomado de juventud Rebelde

Todo sobre la Constitución desde tu móvil

Red Nacional Universitaria.

Todo sobre la Constitución desde tú movil

Un solo toque táctil a la pantalla de tu móvil puede informarte acerca de todo el proceso de la Nueva  Constitucion-Cuba-2019 que abarca tanto la consulta popular del inicial Proyecto como su posterior aprobación a partir del Referendo.

Gracias a los avances en la informatización de la sociedad fue posible trasladar la Ley de leyes a plataformas tecnológicas.

El grupo ByteCuba (TPC), con la colaboración del Parque Tecnológico de la Universidad de Matanzas y el Gobierno Provincial, desarrolló Mi Constitución, una APK que facilita el estudio de las trasformaciones de la Carta Magna en las cuales estuvo inmerso todo el país.

tomado de: http://www.cubahora.cu

Con el corazón en las manos

Red Nacional Universitaria.

Con el corazón en las manos

Marian Curbelo recorre por estos días las calles de Jesús del Monte. Residente en este mismo municipio, aunque en otra localidad menos afectada, fue de las primeras en sumarse al llamado hecho a estudiantes y jóvenes en la noche del 28 de enero, en la Marcha de las Antorchas. Otros estudiantes de la Facultad de Biología de la Universidad de la Habana, como ella, la acompañan desde este martes.

Dice que aquí ha hecho suya cada vivienda que le ha abierto sus puertas. «Vamos tocando puerta por puerta, preguntando qué podemos hacer por ellos, desde sacar escombros, hasta escuchar a quienes no salen del asombro por lo sucedido. Toda ayuda es válida».

Sus palabras las confirman los vecinos, a quienes al principio les tomó por sorpresa la bisoña tropa que trabaja sin descanso hombro con hombro con los afectados. «Ayer incluso nos ayudaron a hacer una caldosa para todos», interrumpe un señor mientras conversamos con Marian. Ella no estuvo entre los mencionados, me confiesa, «pero hemos sido tantos, que es común confundirnos».

Unas cuadras más adelante, Sheila Reyes y Geisa Hechavarría, estudiantes de la Facultad de Turismo de la Colina Universitaria, evitan que los transeúntes sean golpeados por algunos de los escombros que, desde la azotea de un segundo piso, arrojan sus compañeros.

«Al final de este pasillo hubo un derrumbe parcial y la vía más rápida de sacarlos es subiéndolos a esta azotea y arrojarlos a la calle para que los camiones lo recojan», explicaron». Ellas también llevan dos jornadas en estas labores. «El martes ayudamos en el Casino Deportivo, hoy estamos aquí, y mañana donde haga falta», confirman.

Su voluntad es compartida. «Nadie nos obliga en esta misión que asumimos con mucho amor. Lo sentimos como un deber. Hay compañeros que están en las aulas en este momento, recibiendo las clases que no se han detenido. Después nos ponemos de acuerdo para nosotros estar al día también con la academia», acotaron.

Las tres jóvenes explicaron que aunque a nuestro paso solo nos topamos con estudiantes y profesores de la Universidad de La Habana, este no es el único centro de altos estudios que ha brindado sus manos a la rehabilitación de la capital. «Trabajamos con las universidades Tecnológica de La Habana José Antonio Echeverría y de Ciencias Pedagógicas Enrique José Varona, aunque aquí no importa la procedencia, sino el aporte que estamos dispuestos a dar», destacaron.

A nuestras espaldas, otro grupo de jóvenes ratifican cada palabra mientras ayudan a depositar los desechos en uno de los camiones parqueados a la orilla de la calle. Estos visten de verde olivo, son jóvenes soldados de las Fuerzas Armadas Revolucionarias que también han llegado al lugar. No son los únicos, tampoco este el único camión.

En toda la barriada, y desde ayer, son varios los que transportan fuera del lugar los desechos que las personas han podido acumular en las calles. Al frente de ocho de ellos, y de dos cargadores, un taller móvil, una planta de engrase y 20 operarios, está Luis Roig Masón, director de la unidad empresarial de base de movimiento de tierra de la empresa de construcción y Montaje de Pinar del Río.

«Llegamos el martes en la noche y desde bien temprano de este miércoles nos sumamos a las tropas del Contingente Blas Roca que operaban aquí. No somos los únicos de la más occidental de las provincias cubanas que estamos participando en esta tarea; nuestro apoyo abarca a toda la ciudad. Aquí estaremos hasta que sea necesario», afirmó.

tomado de http://www.juventudrebelde.cu/

Universidad de La Habana escala posición en el Ranking QS Latinoamericano.

Red Nacional Universitaria.

Universidad de La Habana escala posición en el Ranking QS Latinoamericano

La clasificación anual QS Latin America Rankings, dio a conocer el puesto 20 para la universidad de La Habana de Cuba en su última actualización de este viernes dos de noviembre, de las mejores del área. La acción constituye sin dudas un logro del sistema de enseñanza cubano y de esta magna institución, que hace cinco años ocupaba el escaño 80 del mismo Ranking.

Cuatro universidades, incluida la número uno de la región, están en Chile, mientras que Brasil se destaca por tener siete instituciones de educación superior entre las mejor evaluadas.

Cuatro de Colombia también disputan los primeros lugares, pero la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la más grande de la región, está mejor posicionada que las colombianas.

De Argentina también se destaca su universidad pública más grande, la Universidad de Buenos Aires, que logra un mejor puntaje en la clasificación global que en la regional.

QS Latin America Rankings 2019

1. Pontificia Universidad CatólicaChile
2. Universidad de Sao PauloBrasil
3. Universidad Estatal de CampinasBrasil
4. Universidad Nacional Autónoma de MéxicoMéxico
5. Universidad de los AndesColombia
6. Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores MonterreyMéxico
7. Universidad de ChileChile
8. Universidad de Buenos AiresArgentina
9. Universidad Federal de Río de JaneiroBrasil
10. Universidad Nacional de ColombiaColombia
11. Universidad Estatal PaulistaBrasil
12. Pontificia Universidad Católica de Río de JaneiroBrasil
13. Universidad de Santiago de ChileChile
14. Universidad de ConcepciónChile
15. Universidad de AntioquiaColombia
15. Universidad Federal de Minas GeraisBrasil
17. Pontificia Universidad JaverianaColombia
18. Universidad Federal de Río Grande del SurBrasil
19. Universidad de Costa RicaCosta Rica
20. Universidad de La HabanaCuba

¿Cómo se evalúan?

El grupo QS, que publica los rankings universitarios mundiales cada año, asigna en el caso de América Latina un puntaje a través de ocho indicadores.

Los dos principales son la reputación académica (30%), basada en entrevistas a académicos; así como la calificación que le dan generadores de empleos a la calidad de sus egresados (20%).

También se evalúan otros aspectos sobre producción de ciencia, como cuántos estudios genera cada universidad o qué tanto se citan esas investigaciones en otros estudios.

La Clasificación mundial de universidades QS (en inglés, QS World University Rankings) es una ordenación anual de 800 universidades del mundo dispuestas con un criterio de jerarquía. Publicada por Quacquarelli Symonds, quiere ser una clasificación sectorial, regional y a la vez, global. QS publica una clasificación regional, por ejemplo el QS Asian University Ranking o el QS Latin American University Ranking, que son estudios independientes y llegan a conclusiones diferentes de las aportadas por la clasificación mundial global, gracias a los métodos empleados y a los criterios utilizados.1

Tomado de:

http://www.cubadebate.cu/

https://www.topuniversities.com/university-rankings/latin-american-university-rankings/2019

http://www.t13.cl/noticia/mundo/bbc/las-mejores-universidades-de-america-latina-en-2018-segun-el-qs-latin-america-ranking

IV Conferencia Internacional POR EL EQUILIBRIO DEL MUNDO

Red Nacional Universitaria.

IV Conferencia Internacional POR EL EQUILIBRIO DEL MUNDO

IV Conferencia Internacional POR EL EQUILIBRIO DEL MUNDO, a celebrarse en La Habana entre los días 28 y 31 de enero del 2019 (un gran foro mundial de pensamiento plural organizado por el Proyecto José Martí de Solidaridad Internacional) lo que pretende es precisamente aportar a esa sensibilización necesaria de la Humanidad y estimular con el debate amplio y democrático de ideas la lucha por la edificación de un mundo mejor, equilibrado,  sustentable, más justo y donde reine la paz.

convocatoria

Español Ruso Portugués   Italiano  Inglés  Francés.

fuente: http://www.josemarti.cu/

Desafíos de las Universidades del mundo en la mira de académicos

Red Nacional Universitaria.

Desafíos de las Universidades del mundo en la mira de académicos

Más de 450 académicos de 16 países debaten sobre los principales problemas y desafíos de la Educación Superior en el mundo y comparten experiencias sobre las transformaciones del sector en Cuba, durante las sesiones de la XIII Convención Científica Internacional UNICA 2018, que se extenderá hasta el próximo día 26.

Los asistentes intercambian sobre las estrategias de desarrollo y colaboración entre universidades, los principales desafíos para formar un modelo de profesional integral, y el desarrollo en sectores estratégicos, como el académico e investigativo, desde la Ciencia y la Innovación Tecnológica.

La doctora Celín Pérez Nájera, rectora de la universidad de Ciego de Ávila Máximo Gómez Báez (Unica), dijo que también centran la atención de los especialistas la automatización e informatización de la sociedad, la mirada a las ciencias pedagógicas, exactas y naturales, la actividad física y el deporte, y las ciencias sociales y su responsabilidad con el desarrollo, bajo el modelo de Universidad innovadora, capaz de gestionar conocimientos e interactuar con el entramado de actores colectivos.

Entre las conferencias magistrales que despiertan gran interés de los asistentes se encuentran Retos de la FAO para la soberanía alimentaria de Cuba y el mundo, de Marcelo Resende de Souza, representante de ese organismo en Cuba; Sistema deportivo cubano, ideología de un Comandante, del Doctor en Ciencias Antonio Becali Garrido, presidente del Inder, y Una mirada humanista de las ciencias. Competencias y capacidades del docente que garantizan buenas prácticas, del Doctor en Ciencias Orlando Terré Camacho, presidente de la Asociación Mundial de Educación Especial y del Consejo Mundial de Académicos e Investigadores Universitarios, sesión América Latina y Cuba.

La Universidad Máximo Gómez Báez, que este año cumplió cuatro décadas de fundada, formó hasta la fecha 18 951 profesionales, entre ellos, más de 500 de otras nacionalidades, con alto grado de calificación y capaces de impulsar el sector empresarial, productivo y otras ramas de la economía.

Fuente: http://www.granma.cu

Pruebas de Aptitud para la carrera de Periodismo se realizarán el 17 de noviembre

Red Nacional Universitaria.

Pruebas de Aptitud para la carrera de Periodismo se realizarán el 17 de noviembre

La pruebas de aptitud para optar por la carrera de Periodismo en el curso 2019-2020 por la vía de ingreso de preuniversitario se realizará el sábado 17 de noviembre, a las 8.00 am, en la sede de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana, en la calle San Pedro, entre Ermita y Avenida de la Independencia para las provincias de La Habana, Artemisa y Mayabeque; en las respectivas sedes del resto de los centros universitarios donde se estudia Periodismo en el país, así como en Pinar del Río y la Isla de la Juventud.

La segunda convocatoria de la prueba de la aptitud se realizará el sábado 24 de noviembre, también a las 8.00 am, en los mismos centros que en la primera convocatoria para aquellos estudiantes que, por razones muy justificadas, no hayan podido presentarse en la fecha precedente.

Esta prueba tendrá como elemento novedoso que Periodismo es considerada ahora por el Ministerio de Educación Superior como “carrera preotorgada”. Por tanto, los estudiantes que sean aceptados recibirán la carrera directamente y solo deberán obtener un mínimo de 60 puntos en cada uno de los exámenes de ingreso a la Educación Superior (Matemática, Historia de Cuba y Español).

Los requisitos para presentarse a la prueba de aptitud son 90 puntos como promedio académico general de la educación precedente, así como 95 puntos en las asignaturas Español e Historia, obtenidos en 10mo y 11no grado. Además, los estudiantes deberán presentar los avales del centro y su identificación personal.

La Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana realizará sus Puertas Abiertas el sábado 3 de noviembre, a las 9 am. Las fechas correspondientes a la prueba de aptitud para alumnos de otras fuentes de ingreso se informarán más adelante.

Así murió el Generalísimo

Red Nacional Universitaria.

Así murió el Generalísimo

El pasado 17 de junio se conmemoró el 113 aniversario de la muerte de  Máximo Gómez , General en Jefe del Ejército Libertador.

«Dominicano de nacimiento, cubano de corazón», era la expresión de José Martí cuando, al referirse al general Máximo Gómez, reconocía la historia de un hombre comprometido con los destinos políticos de la Cuba colonial

A continuación le brindamos el artículo “Así  murió el Generalísimo” escrito por  el periodista Ciro Bianchi, publicado en Cubadebate.

Así murió el Generalísimo

Invita Máximo Gómez a su esposa Manana a visitar Santiago de Cuba y la propuesta llena de júbilo a la familia pues los acompañarán sus hijas Clemencia y Margarita. Quiere el viejo guerrero abrazar a su hijo Maxito, a Candita, la esposa de este, y a los pequeños nietos; y, de paso, que sus hijas conozcan la bella capital oriental. Ese es el motivo visible del viaje. Abriga además el General una segunda intención: impugnar los planes reeleccionistas del presidente Tomás Estrada Palma y promover la candidatura presidencial del general Emilio Núñez. Corría el mes de mayo de 1905. Pocas semanas después, el 17 de junio, hace hoy 113 años, el General en Jefe del Ejército Libertador era cadáver. El Napoleón de la Guerrilla, como lo llamaron los ingleses, el hombre que había desafiado a la muerte en unos 235 combates sin sufrir más que dos heridas, moría en su cama fulminado por la septicemia.

En los tiempos precedentes al viaje ha estado alejado de la vida pública. El sueño cubano de libertad e independencia se frustró por la ocupación militar que siguió a la intervención norteamericana en la guerra contra España, y él se erige, ya en la paz, como un factor de unidad y equilibrio, ajeno al desempeño de cualquier posición política, incluso la Presidencia de la República, que rechazó de manera tajante. Pero la intransigencia y los desplantes del Gobierno lo mantuvieron momentáneamente apartado hasta que lo sacaron de su retiro los propósitos del Presidente de prorrogarse en el poder. De vuelta a la brega, asiste a juntas y hace declaraciones. Ve el descontento popular e intuye la convulsión que se avecina. Dice a sus íntimos: “Siento barruntos de Revolución”.

Enfermo de popularidad

Necesita por otra parte ese viaje. Los años de guerra y el duro y largo peregrinar por tierras americanas resintieron su cuerpo de acero. Las privaciones, la vida a la intemperie, y las largas cabalgatas hicieron mella en su organismo. Siente que le faltan fuerzas y bien merece un descanso al lado de su familia. Sigue siendo un ídolo, y la plácida estancia en Santiago de Cuba le reafirma, como si acaso lo necesitara, que su arraigo y ascendencia están intactos y siguen siendo enormes. La gente le cierra el paso en la calle. Todos quieren verlo y saludarlo. Una noche se queja el General de un dolor en la mano derecha, que tantos han insistido en estrechar en las jornadas precedentes. Un dolor que se manifiesta justo en el sitio donde días antes se hizo una pequeña herida. El malestar tolerable y aparentemente pasajero y sin importancia, se complica. Hay infección y sobreviene la fiebre, y se dispone de inmediato el regreso a La Habana. Así lo determina el doctor José Pareda, su médico de cabecera, que lo acompaña, y que ha diagnosticado una pihoemia. En verdad, el mayor general Máximo Gómez ha enfermado de popularidad.

En un tren especial sale hacia La Habana el ilustre paciente. Lo acompañan sus familiares, los doctores Pareda, Guimerá y Martínez Ferrer y una enfermera, y los generales Valiente y Nodarse, del Ejército Libertador. Como el médico principal que lo asiste ha indicado que no se le lleve a su casa de la calle Galiano, que el pueblo le regaló, su hijo Urbano se ha anticipado para las gestiones pertinentes, pero el Gobierno, que vota un presupuesto para cubrir los gastos que reporte la enfermedad, alquila, para que viva o muera en ella, la residencia de 5ta. esquina a D, en el Vedado, cercana al mar, ocupada hasta poco antes por la legación alemana, y que se amuebla convenientemente.

Gómez nada tiene y nada pide. No aceptó la paga que le hubiera correspondido como Mayor General. Precisamente su negativa a respaldar el empréstito que garantizaría el licenciamiento de los mambises, le había traído, en 1899, la animadversión de la Asamblea del Cerro que terminó destituyéndolo como General en Jefe del Ejército Libertador y donde no faltaron voces que le echaron en cara su condición de extranjero, lo conminaron a marcharse y llegaron a pedir incluso su fusilamiento. Lo que cobró por la venta de sus propiedades en Santo Domingo debió emplearlo en honrar sus deudas. No ha sido nunca hombre de excesos. Durante la guerra, a la hora del rancho, su comida era la misma que la del último soldado; dispuesto a compartir el pedazo de jutía o alguna de las cañas de azúcar que en un canutillo mantenía siempre cerca de sí. Atadas a la montura llevaba sus únicas propiedades: un costurero con hilo y agujas, el álbum con las fotos de sus hijos y el jarrito para el agua y el café.

Con honores de jefe de estado

En Matanzas, abordan el tren miembros del gabinete de Estrada Palma. Son los generales Fernando Freyre de Andrade y Juan Rius Rivera, secretarios (ministros) de Gobernación y Hacienda, respectivamente. También el secretario de Obras Públicas, Rafael Montalvo, el secretario del Presidente, el Gobernador de La Habana y Domingo Méndez Capote, presidente del Senado y rector del gubernamental Partido Moderado. Sube también al tren el general Emilio Núñez. Acompañarán al enfermo hasta La Habana. En la capital, una multitud compacta lo espera en la estación ferroviaria de Villanueva (donde está el Capitolio) pero en la Quinta de los Molinos el tren hace una parada para que desciendan los viajeros. Los espera uno de los ayudantes de don Tomás y en coche, se trasladarán al sitio escogido.

El General empeora por horas. Sube la fiebre, desvaría, los escalofríos son insoportables. Persiste la debilidad general y se detecta un absceso hepático a punto de supurar. El día 11 su estado era ya de gravedad extrema y Gómez estaba consciente del final irremediable. El 12, por la noche, lo visitó el general Emilio Núñez, uno de los pocos que tuvo acceso en todo momento a la alcoba de paciente.

—Se te va tu amigo —dijo. Núñez rompió a llorar y Gómez tuvo fuerzas aún para consolarlo.

El 17, por la mañana, el guerrero se despidió de su esposa y de sus hijos. A las cuatro llegan a visitarlo el secretario (ministro) de Gobernación y el jefe de la Guardia Rural, general Alejandro Rodríguez. No es una mera visita de cortesía, sino una negociación. Se interesan por saber si la familia estima oportuna la visita del presidente Estrada Palma, aquel hombre a quien Gómez llamaba  Tomasito y del que lo han separado sus arbitrariedades y ambiciones. A esa hora, el General da una orden, la última de su vida. Antes de caer en un letargo del que no saldría ya, dice a los que lo rodean:

—Lo reclamo. Si estoy muerto, enterradme, caballeros.

Faltan 15 para las seis cuando arriba el mandatario a la casa de 5ta. y D. El paciente había entrado ya en agonía. A las seis en punto de la tarde, el doctor Pareda da la noticia, no por esperada menos dolorosa. Dice: “Señores, el General ha muerto”.

El cadáver fue medido y los escultores Fernando Adelantado y Miguel Meleros hicieron sendas mascarillas mortuorias. Se embalsamó el cuerpo y se colocó en la sala principal de la casa.

A las 11:30 de la noche el Senado, en sesión extraordinaria, declaraba luto nacional los días 18, 19 y 20 de junio, y establecía que los cuerpos armados guardaran duelo oficial durante nueve. Disponía que las honras fúnebres tuvieran carácter nacional y votaba un presupuesto de hasta 15 mil pesos para los gastos del sepelio. El cadáver sería velado en el Salón Rojo del Palacio Presidencial (antiguo de los Capitanes Generales) y se tributarían al difunto las honras correspondientes a un Presidente de la República. Poco después se reunía la Cámara de Representantes y aprobaba, también por unanimidad, el proyecto del Senado que, sancionado por Estrada Palma, se convertía en ley y se publicaba de inmediato en una edición extraordinaria de la Gaceta Oficial. Mientras, el Presidente de la República daba a conocer una Proclama al país:

“El mayor general Máximo Gómez, General en Jefe del Ejército Libertador, ha muerto. No hay un solo corazón en Cuba que no se sienta herido por tan rudo golpe; la pérdida es irreparable. Toda la nación está de duelo, y estando todos identificados con el mismo sentimiento de pesar profundo, el Gobierno no necesita estimularlo para que sea universal, de un extremo a otro de la Isla, el espontáneo testimonio, público y privado, de intenso dolor”.

Se difunde la noticia. Cuba entera está de luto. Consternado, el pueblo llora y se aglomera frente a la casa. También llora Manana en una de las habitaciones, desconsolada por el golpe demoledor. Minutos después de la hora convenida, los hijos de Gómez —Máximo, Urbano, Bernardo y Andrés— cargan el féretro en hombros y lo sacan a la calle.

Cubren el ataúd, en el Salón Rojo, las banderas de Cuba y de Santo Domingo. Acude el Gobierno en pleno, se hacen presentes los parlamentarios, altos oficiales del Ejército Libertador, las clases vivas… ¿Y el pueblo? Clemencia se percata que el cadáver permanece aislado de los sectores humildes y reclama su presencia. Pregunta airada: «¿Dónde está ese pueblo que liberó mi padre?». Es entonces que comienza el desfile de los desposeídos, interminable.

El erudito dominicano Pedro Henríquez Ureña, testigo de los hechos, escribiría:

“Estaba prohibido hacer música y no se oía vibrar un piano ni sonar uno de los muchos fonógrafos de La Habana. Cada media hora, durante tres días, disparaba el cañón de la fortaleza de La Cabaña; y cada hora tañían las campanas de los templos. Cerrados los teatros, las oficinas, los establecimientos, ofrecían las calles llenas de colgaduras negras y banderas enlutadas, un aspecto extraño con las multitudes que discurrían convergiendo hacia el Palacio”.

La Isla quedó paralizada.

El sepelio más grande

A las tres de la tarde del martes 20 de junio, al toque de 21 cañonazos, sale el cortejo fúnebre desde el Palacio Presidencial con destino a la necrópolis de Colón. Es el sepelio más grande que se haya visto en Cuba hasta ese momento. Veinte carruajes y dos largas hileras de personas se requieren para trasladar las ofrendas florales. Hay alteraciones del orden en Galiano y San Rafael y en Reina y Belascoaín porque la multitud insiste en llevar el féretro en hombros y en esos lugares, y también en el cementerio, la fuerza pública trata de controlar la muchedumbre a golpes. Por suerte, los ánimos se calman cuando José Cruz y Juan Barrena, los cornetas de siempre del General, tocan silencio y generala, el toque que tantas veces acompañó los combates en la manigua insurrecta. Los generales mambises Bernabé Boza, Emilio Núñez, Pedro Díaz y Javier de la Vega sacan el ataúd del carruaje que lo condujo a la necrópolis y lo depositan en la fosa.

No hubo despedida de duelo.

(Fuentes: Textos de Minerva Isa y Eunice Lluberes; Eduardo Robreño y José M. González Delgado)